FELIZ AÑO 2013

NOVEDADES 2.013

FELIZ 2013

Los componentes de este sitio web:
Don Alonso Queixada Romeral -Romerillo de la Sierra-
y su más humilde y seguro servidor: Santiago Peroles del Campo -el Tito Sancho- queremos desearle a todos
FELICES FIESTAS Y UN FELIZ Y PRÓSPERO AÑO 2.013.
Esperando que este año sea un poquito mejor que este que acaba de pasar, si es posible -y a poco que se esfuerce lo será-.
Deseando que las circunstancias económicas se vayan normalizando. Sin olvidar ya nunca las múltiples y provechosas lecciones que hayamos podido aprender cada uno.
Desde la editorial de nuestras Mágicas Veredas Cordobesas seguiremos tratando de proponerles las mejores rutas de nuestra hermosa Sierra, para animarles a que salgan a hacer senderismo por ella, tan desconocida para unos y tan imprescindible para muchos otros; fuente de salud y solaz para los sentidos de todos –como seguirán tratando de demostrar nuestros reportajes fotográficos-.

Igualmente nos complacerá tratar de entretener a nuestros lectores con nuestros humildes comentarios y reseñas literarias, que a veces continuarán transformándose en pequeños cuentecitos.
Este próximo año hemos pensado hacer una nueva sección dedicada al cuento o relato breve de libre creación, en la que iremos añadiendo a las propias las colaboraciones de nuestros lectores que se animen a escribir. Estableciendo si encontramos generosos patrocinadores UN CONCURSO DE RELATOS cuyo tema sea el SENDERISMO y nuestras MÁGICAS VEREDAS CORDOBESAS, como un aliciente más del Mayo Cordobés, de la mano de los recién galardonados Patios Cordobeses, hermanos menores en el paisaje urbano de nuestra Sierra.
SALUD, SUERTE Y AMOR A TODOS ESTE AÑO 2.013
Y ¡BUEN CAMINO!

Documentos adjuntos a esta publicación

Deslindada la finca de Pedrajas en la vereda de La Canchuela

Rehabilitado y señalado el paso por el cortijo de Pedrajas

Romerillo y el tito por la canchuela

Recientemente hemos conocido a través de una de las fuentes directas de la finca de Pedrajas que se ha llevado a cabo un nuevo deslinde de la zona ocupada por el cortijo y territorio adyacente a la famosa finca que tiene su enclave en esa hermosa vereda conocida como La Canchuela. Para lo cual parece que ha habido una amplia mayoría en considerar acertado el recorrido público resultante y la señalización del mismo, al menos entre los organismos y clubs más representativos de la provincia.
Recuerdo que hace unos años pasar por allí era un tanto tortuoso, pues carecía de la señalización propia de los senderos públicos y te perdías fácilmente dando una vuelta muy cerca del cortijo que está habitado, transitando entre las vacas incluso, hasta que encontrabas la valla por donde salir de allí.
Sin embargo hace ya aproximadamente un año nos sorprendieron flamantes carteles indicadores del camino a seguir. Si nos situamos abajo en el canal del Guadalmellato la entrada a la Canchuela queda a unos tres kilómetros de Medina Azahara a la derecha, subiendo. Pues el cortijo queda al final de la subida. Antes se atravesaba muy cerca de la casa por el lado derecho y ahora se le da la vuelta por la izquierda, con lo que se ha descubierto al público que pase por la vereda principal de la Canchuela un paraje precioso subiendo primero por una pequeña vereda y después -con flechas que así lo indican- por una más ancha hacia la izquierda, una cuestecita jalonada de matorral bajo y de arboleda, que gira a la derecha de nuevo rodeando la finca hasta poder contemplar desde arriba del todo unas magníficas vistas panorámicas de Córdoba la Vieja, El Higuerón y Villarrubia con la campiña a lo lejos.
Aquella zona tiene además la peculiaridad de estar rodeada las mañana frías de una espesa neblina que le confiere un espectacular semblanza.
Por lo tanto sería aconsejable no tratar de seguir por el camino hasta la vivienda, que es un camino privado, sino continuar dando ese precioso rodeo para no molestar a sus dueños.
Y recuerden siempre la importancia de caminar sólo por los caminos señalados que son los que nos aseguran una ruta sin sorpresas desagradables.
Así que enhorabuena a todos y gracias a los que hayan hecho posible la recuperación de aquella zona particularmente hermosa de nuestras Mágicas Veredas Cordobesas.
Buen Camino

Documentos adjuntos a esta publicación

Sobre las lecturas largas o cortas

Una reflexión sobre la vida misma

Los hermanos Machado

Se nos ha planteado frecuentemente la cuestión de la extensión de nuestros textos. Nos lo hemos planteado nosotros y nos lo ha planteado también algún amigo. La necesidad, o no, de hacer las publicaciones más cortas. Dado que el lector habitual de la web suele ser una persona que durante las horas de trabajo aprovecha un pequeño receso para echar un vistazo a nuestras Mágicas veredas cordobesas.
Es posible que sea necesario para eso. De hecho llevamos un tiempo tratando de resumir las reseñas literarias y las rutas. Pero no es tan fácil. Seguiremos intentándolo.
Pero me gustaría creer que esta web no es una web como todas. Y en cierta forma nos gusta extendernos todo lo que creemos se merece esa publicación. Porque nos gusta hacerlo bien. Lo mejor que sabemos. Aunque sabemos que unas nos salen mejor que otras. Y habrá alguna que será posiblemente un “tostonazo” para algunos o para muchos. No pasa nada, lo entendemos.

No escribimos para todo el mundo, escribimos para nuestros amigos y familiares, y para nosotros mismos. Y no a todos siempre os apetecerá leernos. Y mucho menos a los que no nos conozcan o no nos conozcan mucho. Soy incapaz de escribir una ruta o una reseña en un par de párrafos objetivamente, sin ningún tipo de reflexión o sentimiento. En algo nos teníamos que diferenciar del resto. 

Aunque uno de nuestros objetivos fuera el de informar a la gente sobre las rutas que se pueden hacer en Córdoba, para que les sirva de guía. Y aunque también queríamos hacer saber a éstos la impresión que nos hacían los libros que vamos leyendo. Eso no es todo.

No es eso sólo lo que queríamos hacer. Queríamos también ofrecerles algo de nosotros, queríamos compartir nuestros asuntos, nuestros temas, esas cosas que a nosotros nos gustaban tanto, y decirlo a nuestro estilo, con nuestras palabras, o con las palabras que quisiéramos escoger en cada momento.
Personalmente creo que nuestra web surge como una necesidad de expresión propia, de Romerillo y mía. Qué hubiera sido de gran parte de la obra de los grandes maestros rusos, Tolstoi, Dostoievski, o de Melville, su ballena no hubiera cabido en cualquier librito, ni los veintiocho años que estuvo Robinsón Crusoe en su isla, o las grandes obras de Mark Twain o de Dickens, tan celebrado este mismo año. Hasta los últimos best seller están en gran formato, que seguramente a esos escritores les hubiera gustado más cobrar por página, como las fotocopiadoras, y no por libro. Aunque yo particularmente rehuyo de esos libracos, por eso lo entendemos bien y trataremos de contenernos.  

En todo caso, como decía Manuel Machado, en aquellos maravillosos versos de su poema Adelfos, que nuestro querido padre Gago hizo aprendernos de memoria allá en la antigua Universidad Laboral:
“…Con dejarme lo que hago por vosotros, hacer podéis por mi”.

Porque el problema puede estar en el escritor, claro está, pero también puede estarlo en el lector.
Momo, ¿lo habéis leído? Hay que leerlo, verdad sobrino. Momo decía al final que desaparecidos ya todos los hombres grises, no había que ahorrar tiempo, los hombres volvían a tener ya todo el tiempo necesario:
“Por todos lados había corrillos de personas que charlaban amigablemente y se informaban largamente sobre el estado de salud de los demás. Quien iba al trabajo tenía tiempo para admirar las flores de un balcón o dar de comer a los pájaros. Y los médicos tenían tiempo para dedicarse extensamente de sus enfermos. Los trabajadores tenían tiempo para trabajar con tranquilidad y amor por su trabajo, porque ya no importaba hacer el mayor número de cosas en el menor tiempo posible. Todos podían dedicar a cualquier cosa todo el tiempo que necesitaban o querían, porque volvía a haberlo en cantidad.” (Sic).

Documentos adjuntos a esta publicación
 
Copyright VEREDAS CORDOBESAS
Psje. Jose Manuel Rodriguez Lopez 6 | 14005 Córdoba · España
info@veredascordobesas.com
Diseña y desarrolla
Xperimenta eConsulting